La Guerra de las Galias

Indice de temas
  Opciones

 

 

 

 

 

  Información sobre el Articulo
La Guerra de las Galias

Creado: 16 de Enero del 2006
Modificado: No ha sido modificado.

Categorķa: Militar, conflictos
IMPERIVM
  Comentarios / sugerencias

Asunto Su mail


Si desea más opciones de contacto haga click aquí



 

 

Introducción

La Guerra de las Galias no fue una guerra única y constante en si, sino que estuvo compuesta por una serie de variados conflictos y guerras los cuales fueron los primeros signos de las ambiciones imperiales de César. En sus 8 años de duración millones de personas morirían y cientos de ciudades serían conquistadas, según los recuentos de Plutarco los cuales veremos en detalle más adelante. Dentro de los escritores e historiadores clásicos, de los cuales nos llegan los relatos más importantes de primera mano, tenemos a Dión Casio, Plutarco y Cicerón. Pero quizá el relato magnánimo y en detalle de este conflicto lo obtenemos de la pluma de uno de sus principales actores, el mismo Julio César, quien en sus Comentarios de la Guerra de las Galias no solo nos demuestra con la profundidad que conocía a sus enemigos y sus costumbres, sino que también logra convencernos de la necesidad imperiosa de Roma por conquistar a esta región, cuya dominación bélica sería en si una condición política para poder domar a estos pueblos guerreros que ponían en peligro los intereses Romanos en gran medida. Sin embargo esta característica, la constante guerra clanal interna entre los pueblos Galos, se convirtió en la llave al triunfo de César. El resultado de esta guerra no solo daría uno de los conflictos de mayor magnitud desde los tiempos de Alejandro, sino que también convertiría a Roma en la dueña máxima de Europa, extendiéndose desde Britania en el Este hasta el río Rhin en el Oeste.
Las Galias otorgaban diferentes beneficios tanto económicos como estratégicos a Roma, y tácticamente era invaluable a las ambiciones de César. Teniendo en cuenta su proximidad a Roma y condición de estado fronterizo, así como puerta de entrada terrestre a la península itálica, era fundamental pacificar estas fronteras, ya que cuando estas se encontraban en guerra o rebelión estos hechos alteraban fuertemente la estabilidad de la península. Entre otras ventajas que las Galias otorgaban se encontraba principalmente la cantidad de hombres que daban una facilidad de reclutamiento muy buscada, e igual de importante así era el que estas tierras conformaban el trampolín de intervención a los territorios bárbaros.

Click aqui para volver al indice.

 

 

Inicios del conflicto y posterior afianzamiento de César (58 AC - 57 AC)

Roma se vio introducida en este conflicto cuando los Helvecios -Helvetii- ingresan a territorio romano, o mejor dicho César -pretendiendo jugar un papel defensivo- contaría con la excusa perfecta para introducirse de lleno en los asuntos de la Galia -es oportuno mencionar que los historiadores modernos concuerdan en que no solo debía afianzar su posición política, sino que también necesitaba fuertes ingresos para poder cerrar los gastos y deudas a los que se enfrentaba, y esto lo obtendría de los botines de guerra, razón por la cual César además atacaría a pueblos que no le presentasen amenaza alguna-. Los Helvecios se movían en una horda sin paralelo, en la cual también viajaban mujeres y niños con sus pertenencias materiales a cuesta, luego de que Ariovisto los presionara bélicamente a desplazarse de su territorio original -actual Suiza-. Esta horda compuesta de 400 mil personas pretendió atravesar territorio Romano, camino que les facilitaría su llegada hacia los Santones -territorio al que se dirigían-. Al negarles el paso los Helvecios aceptan la negativa, pero César en una acción muy discutida los ataca de todas maneras cerca del territorio aliado de los Eduos.
Con la derrota de los Helvecios a crisis territorial en la Galia no acabaría, Ariovisto, rey de los Suevos -una tribu de origen germánica que se hubo convertida en el dolor de cabeza de los pueblos cercanos al Rhin ya que tenían conquistada gran parte de la Galia oriental- cruza dicho río con intención de saqueo y conquista. Ocurrida esta invasión los Séquanes se encuentran en una posición débil y problemática, por lo que recurren a la ayuda de César quien acepta y entra en combate contra Ariovisto, prontamente derrotado gracias a las victorias conseguidas por el cesariano Labieno devolviendo a los invasores a su lado del Rhin, César se convierte así a manera en juez y patrón del territorio central de la Galia.
Durante el resto del 57 AC César se dedicaría a llevar a cabo combates punitivos, sobre todo contra los Galos Belgas -la facción más fuerte y poderosa de todos los Galos-, y dominando así gran parte de la región central de la Galia.

Click aqui para volver al indice.

 

 

consul
Un evento histórico que durante milenios cautivaría la imaginación de artistas y pintores. El rendimiento de Vercingétorix ante César, entrando triunfalmente con su caballo al fuerte Romano y rindiéndose ante César, para pasar de ser un rey a un prisionero.

 

 

Consolidación del poder en los territorios conflictivos (56 AC - 55 AC)

Para el 56 AC César tenía la región bajo su puño pero no así igualmente consolidada, diferentes levantamientos y conflictos provocaban que este control se le escapara como arena de entre los dedos. Por lo que César iniciaría una campaña dirigida especialmente a extinguir todos los focos de resistencia en la zona.
Siendo un pueblo de tradición marítima, y teniendo buenas relaciones con sus vecinos los Vendi -también conocidos como Veneti o Venetos- comenzaron a armar una campaña anti romana entre los pueblos Galos que disgustaban de su presencia y control, además de presentarle a César un gran inconveniente al atacarlo por mar, algo que llevo a César a construir una improvisada pero efectiva flota de combate marítimo. El levantamiento de los Vendi no duraría mucho ya que César ataca su flota diezmando gran cantidad de hombres y navíos dejando así a la población civil a merced de los triunfadores, quienes no dudan un segundo en venderlos como esclavos.
Es en este período que César ya había iniciado ya los preparativos para invadir Britania -actual Inglaterra- pero su estrategia se ve modificada al tener que derivar sus tropas movilizándolas hacia la frontera con el Rhin con el fin de reprimir una nueva invasión germánica a la Galia. César no solo repele la nueva invasión sino que cruza el río, gracias a su ingenio y una ventaja en la construcción de puentes, para castigar a los revoltosos vecinos. Ya pacificada la zona es entonces que César decide tomar Britania y así conquistar el limite Occidental del mundo, logrando lo mismo que Pompeyo en Oriente -el límite de su época-. César, reflexivo y analítico de todas y cada una de sus acciones sabía que mientras Britania se mantuviera aislada y fuera del dominio romano esta sería un foco de levantamiento e incitación de los territorios continentales ya conquistados por Roma. Esto la hacía un blanco a derribar imperativo en su meta. Cómo podría César enfrentar problemas en la península itálica teniendo su patio trasero bajo constante rebelión. La suerte no lo acompañaría y gran parte de su flota, con la que cruzaba el Canal Inglés, se ve hundida o dañada por un temporal, más así también una vez en tierra firme sus hombres y generales se verían en problemas enfrentando las carrozas de combate con la que el pueblo Catuvellauni -tribu que ofreció la resistencia- los enfrentaría. Todo esto llevó a que César, en una casi catastrófica campaña, debiera retirarse y replegarse por aproximadamente un año. En un segundo intento, con una cantidad considerablemente superior de tropas César se vería triunfal llegando al Valle del Támesis en el 54 AC..

Click aqui para volver al indice.

 

 

Rebelión de los pueblos Galos y posterior triunfo de César (54 ac - 51 ac)

Las rebeliones comenzaron a acentuarse para este año, 54 AC, y siendo otra vez los Belgas causantes de serios problemas a los Romanos. Tal era la situación que más de una decena y media de cohortes fue aniquilada. Durante el 53 y 52 AC la situación en la frontera del Rhin fue tan intensa que requirió la atención total de las tropas cesarianas. Dos hordas germánicas -Usipetes y Tencteros-, que se cree eran de un total de 500 mil hombres. César elimina esta horda masiva con una estrategia libre de cualquier escrúpulo, cita a los líderes invasores con la intención de llegar a un acuerdo pero cuando éstos se hacen presentes, seguidos por una escolta que rondaba entre los 35 mil y 45 mil hombres, César los aplasta con varias legiones dejando descabezadas a las hordas enemigas -traición que sus rivales en Roma no tardan en utilizar como herramienta política-. Fue esta acción considerada vil y ruin junto con la creciente laxitud en que se encontraban los pueblos Galos regidos por Roma -producto de los problemas enfrentados por César tanto en la frontera germánica como en la política Romana- conjugado con la falta de protección que llevó a que las distintas tribus Galas comenzaran a agruparse en un foco de resistencia conjunto, para lograr así su independencia de Roma, al mando de Vercingétorix -jefe de los Avernos caracterizado por su nobleza y astucia-. Los combates siguientes entre las tropas de este rey Galo y las legiones de César serían considerados épicos, diferentes estrategias e incluso tácticas fueron creadas. Incluso el mismo César se vería derrotado en la batalla de Gergovia. Con la ayuda de 3 nuevas legiones César encierra a Vercingétorix en Alesia luego de una decisiva victoria en Avaricum. Pero los Galos no se quedarían de brazos cruzados e irían al auxilio de su jefe, encerrando a César en un combate cruzado. Por un lado los encerrados al mando de Vercingétorix y por otro lado las tropas que venían a relevar el asedio. Es en el libro VII de los Comentarios de la Guerra de las Galias que César nos comenta lo intenso de esta batalla, donde gracias a la astucia de sus ingenieros, quienes divisaron un sistema de atrincheramientos en dos cinturones repletos de trampas, torres, picas y demás artilugios de defensa que le permitirían resistir hasta hambrear de tal manera a los sitiados que decidieron rendirse y entregar a Vercingétorix a cambio de sus vidas, pero el castigo por dicha insurrección sería medido en ríos de sangre en toda la Galia. César tras ordenar su cautiverio, el de Vercingétorix, lo retuvo prisionero durante 6 años, para luego decretar su ejecución durante su pompa triunfal -se dice que los leales Celtas que aún lo consideraban su legitimo gobernante, lograron recuperar su cuerpo y despedirlo de acuerdo a las milenarias tradiciones de su gente-.

consul
Pintura que refleja la capitulación de Vercingétorix. Podemos ver no solo los estandartes capturados sino que también una escena del triunfo ofrecido a César.

 

Click aqui para volver al indice.

 

 

 

Información adicional

Entre los lugartenientes más confiables de César se encontraban a su disposición los legados Lucio Julio César, Marco Antonio, Tito Labieno, Publio Craso -hijo de Craso- y Quinto Tulio Cicerón.

Plutarco nos da un relato, muchos dirán que exagerado pero no así excesivo, de las estadísticas de esta guerra comentándonos que 800 ciudades fueron conquistadas, 300 tribus sometidas, 1 millón de esclavos fueron tomados, y unos 3 millones de muertos que fueron el resultado de 8 años de duros y sangrientos combates.así mismo el flujo de riquezas que llegaban a la capital producto del saqueo en los pueblos Galos era tal que la economía romana se vio aliviada en gran medida.

Suetonio hace un recuento de los hechos:

En los nueve años de su mando realizó las siguientes empresas: Redujo toda la Galia comprendida entre los Pirineos y los Alpes, las Cevennas, el Ródano y el Rin, a provincia romana, exceptuando las ciudades aliadas y amigas, obligando al territorio conquistado al pago de un tributo anual de cuarenta millones de sestercios. Fue el primero que, después de tender un puente sobre el Rin, atacó a los germanos al otro lado de este río, y que consiguió señaladas victorias sobre ellos. Atacó también a los bretones, desconocidos hasta entonces, los derroto y exigió dinero y rehenes. En medio de tantos éxitos, únicamente sufrió tres reveses: uno en Bretaña, donde una tempestad estuvo a punto de aniquilar su flota; otro en la Galia, delante de Gergovia, donde fue derrotada una legión; y el tercero en el territorio de los germanos, donde perecieron en una emboscada sus legados Titurio y Aurunculeyo

Click aqui para volver al indice.

 

 

Mapas

mapas.html
Click aqui para acceder a un mapa de los territorios y pueblos Galos. Conocer la ubicacion de estos pueblos sera de gran utilidad para comprender los problemas territoriales a los que tanto Cesar como sus oponentes se enfrentaban en la zona.

Click aqui para volver al indice.

 

Artículos relacionados

   Biografía de Julio César
   El Primer Triunvirato
   Guerra Civil

Click aqui para volver al indice.

 

 

Textos clásicos relacionados

  Ir a la plantilla de la Obra literaria de Julio Cesar
 
Tacito - De las Costumbres, Sitios y Pueblos de la Germania

 

consul
Otra representación del vencido, pero aún digno, rey de los Galos ya desmontado de su caballo ante la mirada del magnánimo César. Vercingétorix pasaría a la historia de su pueblo como uno de sus más queridos y venerados líderes. Podemos verlo en estatuas aún dos mil años después de su sacrificio.

 

 

Click aqui para volver al indice.

 

 

 

-         Pagina principal (Menu)         -         Articulos         -         Info        -         Faq         -

Todos los artículos aquí presentados son originales y están registrados por Imperivm.org. Por favor evítense la molestia de robar contenidos o me veré obligado a iniciar acciones legales.